Siempre que busquemos, encontraremos más propiedades CSS, incluso poco conocidas pero que pueden sernos de utilidad en el momento menos pensado. Uno de los filtros CSS más interesantes es el que nos permite invertir los colores de cada elemento en la página.